Envío gratis de 24/72h

Sobre nosotros

Nuestra historia

Del campo a tu mesa

Trabajamos exhaustivamente con pequeños agricultores locales en Andalucía, para ofrecer el aceite de oliva virgen extra más suave, natural, y el mejor sabor y aroma posible. Solo la materia prima con la más alta calidad son usados en la creación.

Numa es una marca comprometida con el medio ambiente. Por ello, desde los olivos que cultivamos hasta la producción de la botella, la sostenibilidad y la transparencia de nuestra logística ha sido nuestro principal objetivo. Sentimos un gran sentido de la responsabilidad y un orgullo de tener un impacto positivo sobre personas, comunidades locales y el medio ambiente. Hemos tenido numerosas ocasiones degustando los aceites Numa y esperamos que lo disfrute tanto como lo hacemos nosotros.

Nuestras fincas

Las tierras de donde surge nuestro aceite

Andalucía está destinada a ser la tierra por excelencia del olivo y de la aceituna. A las condiciones naturales y climáticas hay que sumar el buen hacer heredado después de tantos siglos de una tradición milenaria, convirtiendo su cultivo en uno de los ejes económicos de estas regiones.

La cuenca alta del río Guadalquivir concentra la mayor superficie dedicada a estas plantanciones, dedicadas sobre todo a la elaboración de aceite. En la zona occidental andaluza, especialmente alrededor de la ciudad de Sevilla, destacan los olivares destinados a la producción de aceite de oliva virgen extra y de aceitunas de mesa.

Antiguamente al viajero no le hacía falta ningún mapa para saber que estaba llegando al sur, la aparición de los infinitos olivares eran una señal inconfundible. Y hoy, muchos siglos más tarde, el paisaje natural permanece casi idéntico, fiel a la tradición. Andalucía, olivos y aceitunas siguen formando una unión inseparable clave en nuestra gastronomía.

¿Necesitas información?